Patologías del pie adulto

  • ESPOLÓN CALCÁNEO:

    El calcáneo es uno de los siete huesos del tarso, que está situado en la parte posterior del pie. Una alteración en ese hueso produce lo que se denomina "espolón", patología muy dolorosa.
  • DEDOS EN GARRA O MARTILLO:

    Se denominan así a los dedos que se han encogido, produciendo una elevación debido a una atrofia que se produce en los ligamentos y tendones, impidiendo que el dedo tenga el mecanismo de flexión y extensión. Se produce normalmente en el segundo y tercer dedo del pie. Es una deformidad de los dedos que ocasiona mucha molestia por la forma de garra que adoptan.
  • DEDOS MONTADOS

    Se denominan así a los dedos que se montan uno sobre el otro o que están mal alineados, produciendo una alteración en la musculatura del pie y por lo tanto una malformación.

  • Juanetes

    Denominado de forma técnica "Hallux Valgus", es uno de los problemas más comunes en los pies. Se caracteriza por un abultamiento pronunciado con o sin inflamación alrededor del dedo grueso o pulgar principalmente, aunque también se puede dar en el 5º dedo (meñique), ocasionando a la persona problemas al caminar.
  • METATARSALGIA:

    Es una afección dolorosa en la planta del pie, provocada por el aplanamiento de la bóveda plantar a consecuencia del calzado estrecho. El dolor está localizado principalmente entre el 2º, 3º y 4º metatarso.
  • uñas encarnadas

    Este dolor se produce cuando los bordes de una uña (normalmente el dedo "gordo" o pulgar) crece clavándose en la carne o tejidos blandos, provocando una inflamación y generalmente una infección. Esta afección es muy dolorosa, y se aconseja visitar a un especialista para el corte de la uña si la infección está muy avanzada.

    Esta patología puede ser debida a un defecto congénito de la implantación de la uña o a irritaciones locales continuas por el calzado estrecho o poco cómodo. También suele aparecer por la forma inadecuada de cortar las uñas de los pies. Se aconseja cortar la uña de forma recta y perpendicular al dedo del pie y siempre utilizar un utensilio diseñado para ello, nunca con las manos!
  • TENDINITIS

    Es la inflamación del tendón de un músculo (Tendinitis), que suele asociarse casi siempre a la inflamación de la vaina sinovial que lo rodea (Tenosinovitis). Un caso particular es la inflamación del Tendón de Aquiles, el tendón más largo localizado en la pierna, cuya inflamación es más frecuente en deportistas y en personas con mucha actividad.
  • Ampollas

    Lesión de la piel o de las mucosas que consiste en la elevación de la misma, contiene en su interior un líquido seroso.
    Las ampollas se producen cuando:
    - Se quema la piel o las mucosas con un ácido o una base.
    - En los roces con calzado duro.
    - En exposiciones largas al sol, etc.
  • Fascitis planar

    Es una inflamación producida por un excesivo estiramiento de los músculos de la zona plantar.
  • Roces

    Se produce como consecuencia de una fricción en una zona determinada del pie, por el uso de calzado demasiado estrecho o nuevo. La piel se presenta irritada y con un color rojizo, estando más sensible frente a cualquier agente externo.
  • Callos

    Es una acumulación de células muertas en los pies, que se producen como un mecanismo de protección o defensa frente a la excesiva presión y fricción en una zona determinada, por el uso de calzado demasiado estrecho.
  • Bursitis

    Es una inflamación o irritación en las bolsas sinoviales que acompañan las articulaciones del pie (o otras partes del cuerpo) que amortiguan los movimientos y la presión que se ejerce sobre la articulación al tiempo que facilitan el movimiento y las protege.