Patologías más comunes en el pie del niño

Pies planos



El pie plano, como su nombre indica, no es más que una alteración generalmente hereditaria que supone un aplanamiento o ausencia total del arco interno longitudinal, lo que implica una anulación de la bóveda plantar, como consecuencia el pie no se apoya en el suelo sobre tres puntos (antepié, calcáneo y margen externo) si no sobre toda la planta. Existen distintos grados de pie plano que van desde 1.er grado hasta 3.er grado según su ausencia del mismo.

¿Qué es?

El pie plano, como su nombre indica, no es más que una alteración generalmente hereditaria que supone un aplanamiento o ausencia total del arco interno longitudinal, lo que implica una anulación de la bóveda plantar, como consecuencia el pie no se apoya en el suelo sobre tres puntos (antepié, calcáneo y margen externo) si no sobre toda la planta.
Existen distintos grados de pie plano que van desde 1.er grado hasta 3.er grado según su ausencia del mismo.


¿Cómo detectarlo?

La huella de un pie plano es característica, puesto que la curva interior del pie es poco pronunciada o incluso nula, la presencia de una gruesa capa de grasa bajo la piel del pie contribuye en numerosas ocasiones a ocultar la presencia del arco longitudinal, de modo que un primer examen en un podoscopio indica pies planos para la mayoría de los niños menores de tres años.

¿Cómo tratarlo?

Existen una serie de ejercicios recomendados para intentar prevenir el desarrollo del pie plano: caminar de puntillas, descalzo por terrenos naturales (arena, césped.) y agarrar objetos con los dedos de los pies, o bien en su caso el uso de calado ortopédico preindicado por un médico ortopedista de acuerdo a cada paciente.


Pies cavos



¿Qué es?

Es el caso contrario del pie plano ya que en el pie cavo, tanto el arco interno como el externo tienen mayor curvatura de la normal con lo que son anormalmente altos, lo que provoca un acortamiento del pie. Esta mayor altura de los arcos longitudinales supone una disminución de la superficie de carga, por lo que los pies cavos padecen de sobrepresiones en talón y antepié, pudiendo aparecer callosidades en estas zonas.


¿Cómo detectarlo?

Esta patología puede surgir en la infancia y suele detectarse a edades comprendidas entre los 3 y los 5 años, en muchas ocasiones, los tendones de los dedos son más cortos de lo normal y tirantes con lo que los dedos adquieren una posición de garra.

¿Cómo tratarlo?

El calzado ortopédico y sus respectivas ortesis (adaptaciones al calzado) mejora los problemas al andar, aunado al uso de una plantilla. Sólo en casos severos se opta por la cirugía para aplanar el pie.

PIE VALGO-VARO DE RETROPIE:

Es un defecto de posición y conformación del pie, que cuando está desarrollado se apoya sobre su borde interno, en tanto que el externo permanece elevado. Normalmente se asocia al pie plano y varo.